EL SORPRENDENTE SISTEMA ENDOCANNABINOIDE

La palabra endo es abreviatura de endógena, eso significa que se origina dentro de un organismo. Y la palabra cannabinoide alude al nombre de la planta que llevó a su descubrimiento, la planta de Cannabis.

Sí, los mismos compuestos que se encuentran en la planta de cannabis (cannabinoides) son muy similares a los compuestos que nuestros cuerpos producen solos para funcionar correctamente (endocannabinoides).

El Sistema Endocannabinoide está involucrado en una variedad de procesos fisiológicos que incluyen apetito, sensación de dolor, estado de ánimo, memoria y mucho más.

Los endocannabinoides actíuan como un medio de comunicación intercelular, entre las neuronas a nivel del sistema nervioso central (SNC) y también en otros sistemas, como el inmune y el reproductor.

Entre los endocannabinoides más estudiados se encuentra la anandamida, el 2AG y la oleamida.

Participan en numerosas FUNCIONES del sistema nervioso central:

  • LA REGULACIÓN DE LOS CICLOS DE SUEÑO Y VIGILIA,
  • EL CONTROL MOTOR,
  • LA FORMACIÓN DE MEMORIAS,
  • LA ANALGESIA CENTRAL Y
  • LA CAPACIDAD DE EXPERIMENTAR PLACER.

En el libro Marihuana y salud, un completo meta análisis publicado en México (2016) por la UNAM, el Fondo de Cultura y la Academia Nacional  de Medicina, se presentaron las siguientes conclusiones, tras el estudio de diversas investigaciones al respecto:

«El sistema endocannabinoide desempeña un papel relevante dentro de los procesos que permiten la supervivencia o estabilidad de una conexión sináptica.

Los endocannabinoides pueden inhibir la liberación de GABA y de otros neurotransmisores.

El sistema endocannabinoide es filogenéticamente antiguo, y se encuentra compuesto por los receptores de cannabinoides CB1R y CB2R, los endoccanabinoides, las enzimas encargadas de la síntesis y degradación de estos mediadores lipídicos, y los transportadores.

Los endocannabinoides son reguladores importantes de la liberación de diversos neurotransmisores a través de un proceso conocido como «supresión de la inhibición inducida por la despolarización».

Este mecanismo facilita también que la neurona responda a las señales excitatorias y favorece el mecanismo de plasticidad neurona conocido como LTP (potenciación a largo plazo).

La liberación de endocannabinoides es un mecanismo a través del cual las neuronas pueden modular el grado de activad de una conexión sinóptica, y de esta forma contribuyen de manera importante en procesos de neuroplasticidad, por lo que este sistema desempeña un papel crucial durante los periodos críticos de desarrollo de la corteza cerebral, cuando los circuitos cerebrales sufren una reorganización a través de distintos procesos, entre ellos la «poda neurona».

Los endocannabinoides también participan en la regulación de otros sistemas biológicos.

«Son mediadores con una acción inmunomoduladora muy importante, inhiben la secreción de diversas hormonas sexuales, son esenciales durante el proceso de fertilización e implantación del cigoto y participan en la respuesta al estrés. Estos compuestos median el balance energético del organismo ya que tienen un importante efecto orexigénico. Además el sistema endocannabinoide es activo en hígado, páncreas y músculo, por lo que también participa en la regulación del metabolismo de la glucosa.» (p.74)

FUENTES DE CONSULTA
Juan Ramón de la Fuente (comp.) Marihuana y salud, UNAM-Fondo de Cultura Económica, México, 2016.
Hempmeds: Deficiencia clínica endocannabinoide

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *